Archivo de Autor

Adiós amigos

23 agosto 2012

“Adiós amigos”, titularon los Ramones su último disco. Habían vivido una gran aventura punky de casi 20 años, viajando por todo el mundo y tanto llenaban un estadio como tocaban en una mierda discoteca murciana.Yo, como ellos, hoy también me despido y, aunque infinitamente más modesta que la suya, la mía fue también una aventura.

Adios Amigos Disco

Es de muy cracks despedirse con una portada de dinosaurios mexicanos

Esta es mi despedida de este blog, pero también de las razones que lo motivaron en su inicio. Me marcho lejos, abandono Coruña, lugar que me ha adoptado durante este período que ha sido la universidad. Y no podré volver jamás. Sí al sitio, pero no a mi vida, a estos 6 años de provechosa derrota continua y sabrosísimas victorias puntuales.

En 2006 me fui a Coruña a estudiar. Siempre había imaginado mi vida universitaria como una magnífica epopeya, pero al final, el héroe homérico se quedó en personaje del 13 Rue del Percebe. Es el resultado final, en cualquier caso, una historia para ser contada. Un viaje por lo físico y lo personal de 6 años de duración. Tal vez no más espectacular que el que haya vivido cualquiera de los 18 a los 24, pero yo sólo conozco el mío y ha valido mucho la pena.

En realidad digo adiós cosas a las que ya se lo he dicho, pero como creo que forman parte del conjunto que dejo, lo vuelvo hacer. Adiós a la residencia, lugar de los primeros años, lugar del todo vale, de hacer cosas con la unica razón de “porque nadie me lo va a impedir”. Lugar de la camaradería, de amores que piensas que ya no son juveniles, de responsabilidades traidoras que aparecen en la cara de tus padres.

Adiós a los proyectos locos de quien se cree inmortal. Los Such as Mice, viajeros suicidas, mártires pagafantas de tirar antes de usar. Fui uno de ellos, el tío raro del bajo. Ya nunca jamás me podré permitir el lujo de botar un barco sólo porque quiero ver como naufraga.

Adiós a los jueves del humor o la señora gorda. A ponerme una pajita como si fuese un micro manos libres. A carreras de caballitos en invierno por la playa. A bailar al amanecer sin ganas para hacer tiempo hasta que pase el 24. A tintineo en bolsas, a las cuentas de la vieja y las fotos de las chicas. A pedir pases para el playa.

No se como abordar mi despedida de CUAC FM. Entré a ver que pasa y me inundó la sensación de poder crear, jugar. De ser quien yo quería ser. Como el niño pequeño que descubre el Lego, de pronto, todo era posible. Tan sólo había que encontrar el cómo, ningún problema para quien, como nosotros, disfrutaba con la búsqueda.

CUAC

CUAC FM, 103.4… A saber la de veces que repetí eso en antena

Siempre fue un termómetro sincero sobre mi felicidad y, al igual que ésta, terriblemente/interesantemente irregular. Por razones que no acierto a adivinar, nunca pude separar al 100% los temas de la radio y los personales. Me divertí en Hasta los Kinders, me lo tomé en serio en Periscópicos (programa que originó este blog) y me lo tomé demasiado en serio en Que no es poco. Poca cosa dejé sin experimentar.

Como el policía que entrega la pistola y la placa en las películas, yo entregué las llaves de mi piso a mi casero. Un lugar al que pude llamar hogar sin sonrojarme. Abandono las sorpresas en forma de personaje en cada habitación, las partys de viciadas, los pizzeros extraviados, l@s que se quedaron a dormir y les dio pena marchar a la mañana siguiente. Tender la ropa bailando con los cascos puestos.

Adiós a los amigos de “habla en bajo o nos echan de la biblio”, la fauna de la cafetería, los de quedar para hacer la práctica, mis compañeros de piso, mis amigos de la facultad y de fuera. Los que se quedaron hasta el final y los que se marcharon. Los de la radio, los de la resi, los de los viajes por el medio del cuatrimestre, saltándonos clases para coger aviones.

Mención especial a mi más acérrimo y mortal enemigo y, por lo tanto, mi novia. También ella se va, los aventureros es lo que tienen.

Disculpadme, pero os tendréis que dar por aludidos. He decidido no dar nombres propios porque luego siempre se olvida alguno y no os lo merecéis. Es por vosotros que hoy me ha apetecido resumir estos 6 años, de hacerlo enseñando los dientes como un crío la mañana de reyes. Por todo ello os doy las gracias con los ojos vidriosos y os digo adiós como lo que sois, amigos.

“Vámonos, a casa Roger, te haré un bizcocho de zanahorias”

————————————–
PD: El blog se acaba, pero yo sigo existiendo, ojo. A partir de ahora, me incorporo a mis colegas Javi y Vero en Ostia un Lobby! Como decía un tipo de la radio: Lo pasaremos bien, se lo garantizo.

El Rey León

7 mayo 2012

En el improbable caso de que quede alguien en este planeta que aún no haya visto esta peli, aviso:

SSSSSSPOILEEERRRRRRRSSSSS

Érase una vez, la sabana africana. Un paraje habitado por animales autóctonos que, en un arrebato Hobbesiano habían decidido organizarse en una monarquía absoluta donde el trono era ocupado por Mufasa, el majestuoso y sabio león con la voz de Darth Vader.

Pride Rock

Es el ciiicloooo el ciclo sin fin! Oyenenahazmeunamamada, Oyenenahazmeunamamada… ¿No era así?

El monarca no cabía en sí de júbilo, pues acababa de nacer Simba, un león macho llamado a sucederle en el trono. Y así, la nobleza felina presentó el heredero a la autoridad eclesiástica: Rafiki, un babuino con un palo de hacer el Camino de Santiago y un comportamiento que nos hace pensar si su dieta no estará básicamente compuesta por peyote.

Rafiki emuló a Michael Jackson cogiendo al crío (la cría?) desde un pedrolo bastante alto para mostrárselo a sus súbditos. En un pelotillero gesto real, todos los animales presentes lo reverenciaron respetuosamente.

Todo era prosperidad para los animales de la sabana gracias a la gestión del Rey… bueno, para casi todos. Y es que mientras los rinocerontes, gacelas, velocirraptores y jirafas vivían en una zona soleada y abundante, las hienas eran obligadas a vivir en un cementerio de elefantes, sombrío, deprimente y lugar de frecuentes terremotos y escapes de magma y gases (Cosa que no se acaba de entender muy bien). No sólo eso, las hienas sólo disponían de carne podrida y sobras para alimentarse y, debido a la marginalidad y la endogamia de su entorno, se habían convertido en animales ignorantes, zafios y estúpidos.

Ed hiena rey leon

Y con “endogamia” me refiero a esto

Del maltrato de este numeroso colectivo, se había dado cuenta Scar. Scar era el hermano de Mufasa, Duque y Grande de la Sabana (vamos, digo yo) que, a diferencia del resto de su familia, tenía la melena negra para dejar claro que es el malo (y sacarse una pasta anunciando el Just For Men). Scar estaba desesperado: El nacimiento de Simba lo dejaba sin opciones de gobernar, así que debía organizar un golpe de Estado.

Su plan era el siguiente: Conseguir el favor de las hienas, de los parias, los marginados del sistema, los olvidados por la Corona, los pobres. Prometerles un cambio a mejor (lo cual no era difícil): darles verdadera comida, permitirles vivir en un sitio decente, ponerlos al nivel del resto de los animales, dignificarlos…

Las hienas ni lo dudaron ¡Scar era un León!¡Con formación y con posibles!¡Él sí tendría poder para iniciar la revolución! Y juraron lealtad a su nuevo líder con un desfile en el que quedó bastante claro que no eran precisamente una minoría. Eran una legión, y estaban cabreados ¡Viva el camarada Scar!

Los primeros atentados contra el heredero fracasaron. Pero finalmente, las hienas comenzaron un ataque que provocó una estampida de Ñus. El pequeño Simba se vió atrapado por dicha estampida, lo que obligó a su padre a intervenir, perdiendo la vida en el intento (con un poquito de ayuda de Scar).

Con Mufasa muerto y ante la amenaza de las hienas contra su vida, Simba se ve obligado a huír al exilio, fuera de la Sabana. La dinastía de los leones había sido derrocada, el tiempo de las hienas comenzaba. Los antiguos afines a la corona (véase el lameculos del Tucán) fueron encerrados en cárceles jaulas políticas. El líder religioso perdió el poder del que disfrutaba con el antigo régimen y la aristocracia de los leones tuvo que jurar lealtad al nuevo gobernante: Scar.

Sé lo que estáis pensando: “Pobre Simba, tan joven y exiliado”. Los cojones. Como es tradicional en la realeza, hasta en el exilio viven de puta madre. En su caso, recala en la residencia de 2 solterazos hedonistas dónde podrá seguir viviendo sin dar un palo al agua en un lugar paradisíaco. Bueno, paradisíaco si estás dispuesto a realizar un pequeño “cambio de dieta”. Así como más asiática.

Tzara

Hakuna MaTzara, vive y se dadaísta… o algo.



Allí aprenderá una gran filosofía de vida: Hakuna Matata. Que quiere decir: No hay problemas. Vamos, lo que estaba haciendo Simba: Pillar los problemas y pegarles una patada hacia delante ¡Jódete, Simba del futuro! Y así de forma recursiva. Habría que ver si Timón y Pumba no acabaron luego de ministros en el Gobierno de España.

Pasan los años y la Sabana, que debía ser el paraíso de las hienas, se convierte en una casa de putas dónde reinan la corrupción y el trapicheo. Y es que a Scar, las hienas y los animales en general se la sudan bastante. Él se dedica a rascarse las pelotas en el poder y a coger todo lo que pueda. Muchos animales habían pillado el cayuco y se habían largado de emigrantes buscando libertad y prosperidad. Dado que los carnívoros comen animales, esto degeneró en una crisis y una hambruna para mear y no echar gota.

Las leonas se ven obligadas a cazar cada día más lejos, pero esto trae consecuencias inesperadas: Nala, la leona compañera de la infancia de Simba, traspasa las fronteras del reino en busca de comida y se encuentra con el principito, que está crecido y bastante asilvestrado tras años de vivir en el monte con un gorrino con aerofagia y el Dramatic Chipmunk.

La posibilidad de una restauración monárquica brilla en los corazones de los leones, pero Simba decide aplicar el Hakuna Matata y hacer con los problemas la del Sergio Ramos. Es entonces cuando interviene el otro estamento social que añora el antiguo régimen: Rafiki, el mono sacerdote, le habla a Simba de sus antepasados, que están en el cielo mirándolo y esperando que haga “lo correcto”. En efecto, y tras invitarle a unos cigarritos de la risa, a Simba se le aparece Mufasa para que vaya a por Scar y luego se compre unos colchones “Lo Mónaco”.

Así comienza la contrarrevolución, aunque no sería cosa fácil: Las hienas eran muy numerosas y el aparato propagandístico de Scar había conseguido que algunas leonas culpasen a Simba de la muerte de su padre. Aún y con todo, la fuerza del joven heredero se impone. Finalmente, las hienas se dan cuenta de que Scar nunca ha sido su líder, sólo un parásito que quiso aprovecharse de su situación.

Con un terrible sentimiento de traición, las propias hienas matan a Scar y vitorean al rey legítimo, que les ha sacado de su engaño. Simba devuelve a su dinastía al poder entre el regocijo de todos. El tucán recupera su puesto de trabajo de abrillantador de reales posaderas, las leonas vuelven a su lugar privilegiado, el babuino vuelve a tener reconocimiento y hasta vuelve a hacer buen tiempo (Cuando estaba Scar estaba nublado y había truenos).

Pemán

A semana do Apóstolo haberá restauración monárquica, así que fará bo tempo e ondas de 3 a 4 metros.

El reinado del terror había acabado, los animales regresan, la abundancia vuelve a ser una realidad y, en general, todo vuelve a ser idílico, como al principio…

Sin embargo, lo que a todo el mundo parece escapársele, es que durante todos esos años de cambios, de lucha y derramamiento de sangre, ya fuese con Mufasa, Scar o Simba, las hienas en ningún momento dejaron de estar condenadas a comer sobras y a ser la última mierda de la sabana.

Cada uno que saque sus conclusiones.

Instruir sin educar

25 abril 2012

El otro día, tuve una conversación sobre la calidad de la educación pública. Recordamos entonces las palabras de Doña Esperanza Aguirre, ferviente defensora del Moonwalk Social, que recordaba a los profesores que su deber era el de instruir a los alumnos, nunca educarlos, que eso es cosa de la familia de cada uno.

Espe Aguirre Saludo

¡Hostias, que salgo en Periscópicos! ¡Hola a todos!

Ojo, que la cosa no suena a burrada ni mucho menos. Parece lógico, pensado por encima, que un niño va al colegio a a aprender ciencia, artes, letras, idiomas… y que es en su casa donde los padres han de enseñarles ética, valores, normas de conducta cívica (y religión, si se tercia, aunque fijo que la Señora Aguirre no iba por aquí)…

Esto me trajo a la mente una historia: Estando yo en 5º curso de primaria, tuve la suerte de caer en clase de un gran profesor. Él prefería ser llamado “Maestro”, pues esa era su titulación y así se sentía él. Era uno de estos profesores que disfrutan con su trabajo, que sabía que los niños no son adultos pero tampoco gilipollas, pues recordaba que él fue uno un día.

Ocurrió que nos entregó corregidos unos deberes o tal vez unos exámenes para que viésemos nuestros errores y comprobásemos si había cometido algún fallo en la corrección. Tras unas preguntas, ya cuando recogía de vuelta los exámenes, uno de mis compañeros se levantó para advertirle que, en efecto, su nota estaba mal sumada. Sólo que lo estaba hacia arriba, vamos, que le correspondía menos nota.

El maestro sonrió y felicitó efusivamente al chaval. Describió su comportamiento como una demostración de honradez y sinceridad y lo puso como ejemplo ante todos nosotros: Tratar de ser justos aunque ese comportamiento nos perjudique en cierta medida. Para él era una excelente noticia que un niño de 9 años tuviese unos valores tan elevados.

La cosa no se quedó ahí. Una vez descubierto el error, parece lógico que debía bajarle su nota, pero el maestro decidió premiar al alumno bajándole sólo parte de esa nota. Supongo que quería evitarnos la sensación de que las buenas acciones no siempre son premiadas, de animarnos a arriesgarnos, pues la gente valora a las buenas personas.

Tzara

T. Tzara no tuvo un buen maestro salió dadaísta, que no tiene cura

Años más tarde, viví una situació similar. Era ya 2º de ESO y ya no había la figura del “Maestro”, sólo profesores de cada una de las asiganturas. Al comprobar nuestros fallos en los exámenes, otro compañero tuvo el atrevimiento de decirle al profesor que su nota estaba mal sumada, que le correspondía menos.

El profesor no comprendía lo que estaba pasando. No se me hace raro pensar que nunca en la vida se hubiese visto en esa situación. Se quiso cerciorar de lo que oía “Pero ¿Me estás diciendo que te baje la nota?”. El alumno no contestó con un sí rotundo. Encogió los hombros como diciendo “usted me dirá”. El profesor, con dos pelotas, le soltó: “¿Tu eres tonto o qué?”

El atronador descojone de la clase, en el que vergonzosamente he de incluirme, al oír aquella frase de un profesor, fue como una bofetada al alumno, que seguía allí, de pie, imagino que muriéndose de vergüenza y cagándose en la puta madre que parió a sus principios. Y sin embargo, el tío aun sacó valor para contestar tristemente “Tonto no, honesto”, aunque nadie le hizo ni puto caso.

Quiero ser lo más justo posible: El profesor no era ningún hijo de puta. Es más, normalmente era un tipo amable y para nada arisco. Pero ¿arregla esto algo? Yo creo que lo hace aun más terrible, el hecho de que una buena persona considere ese comportamiento una tontería. Pero tal vez por esta razón, recapacitó un poco: Se dió cuenta de que había afeado públicamente un comportamiento que, aunque ingenuo en su opinión, era loable.

Le dijo que le daba rabia, pero debía bajarle la nota. Si bien es cierto que el alumno aprobaba de sobra con esos puntos o sin ellos, eso debe joder. El profesor no le dijo explícitamente “La próxima vez no digas nada”, pero estoy seguro de que el alumno sacó esa conclusión por sí sólo. No sólo él, el resto de la clase también se callarían este tipo de cosas cuando le sucediesen o, de lo contrario, perderían la nota y serían públicamente ridiculizados. Yo tuve la suerte de poder contrastar aquello con lo aprendido unos años antes, pero no así todos los demás.

Mi pregunta ahora es ¿Se han extralimitado estos profesores? Desde luego, lo que hizo el primero fue educarnos en unos valores que, en mi opinión, ni están anticuados, ni son absurdos. Lo que hizo el segundo fue una gañada que no hace más que fomentar la pillería, cosa de la que andamos sobrados, pero aun así fue condicionante de parte de nuestra educación.

No se extralimitan, sólo reaccionan ante cosas que pasan en el aula. Un alumno está bajo la tutela de un maestro ¿cuanto? ¿6 horas diarias? Más si come en un comedor escolar. Pensar que un profesor se puede limitar a enseñar la materia sin ser responsable de su educación durante todo ese tiempo es de una ingenuidad (o ignorancia) brutal y habría que plantearse si no intencionada.

Tampoco quiero decir que esto sea mágico: A día de hoy veo un fallo de corrección en mi favor en un examen y me lo callo, pero al menos sé que no estoy actuando correctamente y no me siento orgulloso. Y si alguien tomase la decisión de hacer lo contrario, merecería mi aplauso, al igual que el político que puede robar y no lo hace, que el jugador que puede simular un penalty y decide no hacerlo, aunque su equipo pierda.

Igual es un poco extremista, pero los comportamientos del segundo profesor, vistos a diario en diversoso ámbitos, como se ven ¿No darán como fruto gente que vote a “Tal corrupto” porque “yo hubiese hecho lo mismo”? Y no me invento nada, que de esta peña hay a miles.

Fabra

No soy corrupto ¡es que me tocó la lotería un par de veces!

Por supuesto que la educación comienza en casa, en la familia. Por supuesto que hay que diferenciar entre educar y adoctrinar. Coincido en que hay padres que llevan a sus hijos al colegio como quien manda a un perro a la perrera y que se las arreglen allí, y sí, eso es censurable. Pero hablar de que los profesores enseñen sin educar a los niños es hablar de que los comerciales vendan sin hablar con el cliente, los médicos reconozcan sin tocar al paciente o bailar en la discoteca sin que te toque el de al lado. Imposible.

España contra Argentina (una guerra-cachondeo que aun no pasó)

16 abril 2012

En abril del año 2012, el Gobierno Argentino de la Presidenta Cristina Fernández decretó la nacionalización de YPF, petrolera argentina, otrora nacional. Esto suponía la expropiación de la misma a Repsol, petrolera española con un extraño empeño en patrocinar la información meteorológica que se había hecho con la totalidad de la empresa en los años 90.

Esto desató la ira del Gobierno de España de Mariano Rajoy, que ya le iban las cosas mal de cojones como para que se hundiese una de las empresas que mantenía el ibex35 por encima de la linea del bochorno. A los tensos debates en la ONU en los que se utilizaron las palabras “deleznable”, “execrable” e “intolerable”, le sucedió otro en los que se utilizaron “Hijaputa”, “la concha que te recontraputatrajo”, “CR7 es mejor que Messi” y “Vení si tenés cojones”. Luego, una guerra de Trending Topics tuiteros de corte bélico y ultranacionalista como #guerraaEspaña, #comienzalareconquista o #elgatoalaguaintereconomia. Finalmente, ambos países se declararon la guerra.

Los españoles se alistaron masivamente gracias a que no tenían otra cosa que hacer, dado que estaban todos en el paro viviendo con sus padres. Además, el aparato propagandístico gubernamental funcionó a la perfección: Desde el diario AS, se “descubría” que la AFA estaba detrás del sinfín de errores arbitrales contra el Real Madrid. La sed de venganza se apoderó de los aficionados (de Karanka en especial).

En seguida, el Gobierno Español consiguió reunir un gran ejército que concentró en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) para partir en las lanchas planeadoras pilotadas por el I Batallón de Narcotraficantes Gallegos. Otras divisiones salieron de los aeropuertos gallegos de Peinador, Alvedro y Lavacolla ante el júbilo del presidente de la Xunta que exclamó: “¿Vedes como ao final era útil manter 3 aeroportos separados só por unha hora de autopista?”

La Unión Europea se alineó de lado Español hasta el punto de que Reino Unido ofreció sus bases en las Malvinas. España rechazó esa ayuda, en parte porque el ofrecimiento fue en Inglés y como los políticos españoles no pasaban del “Guán chu zri”, “Black is black” y “Very cheap sagría paela”, pasaron de todo.

El Ejército Argentino, profesional y bien equipado, estaba preparado para repeler una agresión normal. Pero los altos mandos españoles, que recibían el nombre de “Generales de la Ley de Amnistía”, realizaron una de las más inteligentes maniobras bélicas de la historia: El Despiste-blitzkrieg.

Así, los primeros en desembarcar en tierra argentina fueron la Familia Real. El ejército rival no daba crédito viendo un grupo de monguers disparandose entre ellos con armas de caza mientras felicitaban la Navidad y, llenos de orgullo y satisfacción, buscaban algún oso ebrio al que acertar. Los Argentinos se partieron la goma con esas muestras de campechanismo.

En cuanto bajaron la guardia, una división de Ertzainas, con licencia para matar y al servicio del Lehendakari, apareció para coser a pelotazos de goma a los pobres argentinos. Bien coordinados con los vascos, hizo acto de presencia una columna de Mossos d´Esquadra, por si había alguno que no fuese armado, que cargaron al grito de “Malditos argentinos perroflautas que no dejáis al Barça celebrar la Champions”, acción que le valió la medalla al mérito nacional al comandante Felip Puig.

En los meses posteriores, los argentinos consiguieron reagruparse. Sin embargo, sufrieron muchas bajas ya que al estar el Ejército Español compuesto en gran parte por latinoamericanos, nunca sabían a quien cojones dispararle. Y poco a poco, España se hizo con el control del país, sitiando la ciudad de Buenos Aires, último bastión argentino. Ahí la guerra se estancó un poco.

No menos importante estaba siendo el trabajo en la retaguardia: En España, las señoras mayores de 50 años fueron engañadas con cursillos de tricotaje que en realidad eran talleres para la producción armamentística. La cadena Tele5 fue intervenida y solo se emitía en dichos talleres. Así, conseguieron “obreras voluntarias” obligadas a ir si querían ver Sálvame. Nunca hubo falta de munición en las filas ibéricas.

En cuanto al sitio de Buenos Aires, los españoles aplicaron un crudo bloqueo de víveres: La Guardia Civil, comandada por Ginés “El Sheriff de Coslada” patrullaba las carreteras con borrachómetros trucados para retener los camiones de suministros. También se contó con un heróico grupo de lanceros de Tordesillas que, a cualquier animal comestible que intentase entrar en la ciudad, o bien le clavaban sus picas o, si era domingo, lo lanzaban desde un campanario. Además, por las televisones no paraba de salir propaganda española y capítulos de Los Simpsons doblados al castellano, para minar la moral argentina.

Poco a poco el hambre empezó a hacer mella en el bando argentino, no así al cuerpo de élite español “Pelotón de los que cobran el sueldo mínimo interprofesional”, que, acostumbrados a pasar hambre y a trabajar unas 14 horas al día, rompieron el cerco y entraron en la ciudad. La batalla por Buenos Aires se libró calle a calle.

Casi sin armas, los valientes argentinos lucharon cuerpo a cuerpo contra los invasores. Sin embargo, no eran rivales para un ejército instruído en la lucha por los vídeos de youtube de John Cobra y el Batu. La esperanza argentina fue destruida de un “Golpe Fosters”. La bandera rojigualda ondeaba ya en Buenos Aires… una con el águila porque según los mandos “no había otra a mano”.

Se celebró la victoria con todo tipo de fastos: Desde una misa con la presencia del Papa hasta una carrera a lo Ben-Hur entre Farruquito y Ortega Cano, pasando por el nuevo deporte nacional español: El tiro al licenciado.

Argentina pasó a formar parte de Extremadura, que hacer una nueva autonomía salía muy caro y Argentina no tenía dialecto propio ni “mierdas en plan Cataluña” así que no hacía falta. Además, como dijo el gobierno: “Un imperio descentralizado no es serio”

Si bien poco duró este segundo Imperio Español, ya que medio año después, empezaron a tocar los cojones a Reino Unido con “Las malvinas españolas” y perdieron el apoyo internacional. Seguidamente, Francia acusó a España de haber ganado la guerra dopados y el pueblo se alzó en armas contra el ultraje de los franceses, quienes derrotaron totalmente al “imperio”.

Consecuencias de la guerra:

– Más de 2 millones de personas perdieron la vida. El FMI se puso muy contento porque ya se estaba empezando a preocupar, que la peña vivía demasiados años.
– YPF volvió a ser de España… bueno, de España no, de los accionistas de Repsol… cuya pasta estaba en paraísos fiscales… vamos, que España no vio un duro.
– El mundo hizo un pacto de desarme nuclear: Lanzaron todas las bombas sobre España tras la evacuación de Portugal.

Cosas que hacen Overflow

23 marzo 2012

El “Overflow” o “Desbordamiento” es un fallo común en el ámbito de la electrónica digital y, por tanto, en la informática. Simplificándolo al extremo, es la situación cuando el cuentakilómetros de tu coche tiene capacidad de marcar “tantos” dígitos y tu, que estás hecho un Carlos Sainz de la vida (y además vas dopao) recorres más de los que puede marcar y el contador vuelve a cero. Pues ultimamente me vino a la cabeza que tal vez eso se pueda aplicar en más sitios. Lo habéis adivinado: Tengo exámenes y entregas de prácticas, el caldo de cultivo necesario para pensar tonterías.

Tzara

Hoy sacamos rápido a este pa tener los deberes hechos desde el principio.

Supongamos que en lugar de un cuentakilómetros, tenemos un ascómetro, aparato que pese a que me lo acabo de inventar, creo que está bastante claro qué mide. A veces algo da tanto asco, o es tan malo que desborda el ascómetro y ¡Tachán! a cero otra vez. Y pasa de ser desagradable a ser interesante. Vamos con unos ejemplos basado unica y exclusivamente en mi opinión. Si el director de La Razón ahora lleva EFE, pues ¿para qué me voy yo a esforzar en ser objetivo?

El chiste del perro que se llama “Mistetas”

El peor chiste del planeta, el más previsible y, si me apuráis, el más viejo. Los científicos estudian a que edad desarrolla este chiste el feto humano, porque yo apostaría que se nace con él sabido. A eso hay que añadirle que la autoría del chiste es a veces atribuida (aunque yo diría que es mentira) a… ¡Arévalo! Humorista clásico de las cintas de casette de las gasolineras que saltó a la fama gracias a sus chistes de humor inteligente sobre gangosos y tartamudos.

Arevalo

Ojo a la cuarta categoría de chistes marcada en fondo rojo.

Claro, el ascómetro peta sí o sí… y pasa lo que pasa: Que es empezar alguien a contar el chiste y ya está todo el mundo partiéndose la goma. Es como un running gag colectivo ¿Algún un sociólogo en la sala?

Rossy de Palma

La unica persona del planeta que ha decidido concederle un estatuto de autonomía a su nariz, de modo que cuando te mira de frente, se está oliendo el hombro. Sé lo que estáis pensando todos: “Fue a hablar de mierda el más cagado”… y acertáis! Soy un tipo siniestro, por eso tengo un blog y amigos que ven hentai de tentáculos mientras juegan al castelvania o restauran monarquías.

de Palma

Toda una musa

Personalmente, no me extraña que decidiese ser actriz, porque cuando aparece ella en pantalla, es que no puedo mirar para otro lado. Interesante, la calificaría. O eso, o el morbo de cuando ves un accidente de tráfico y te quedas a mirar. La lástima fue que la fichase Almodóvar, porque el SerieB se perdió toda una diva ¿Os la imagináis haciendo de mujer misteriosa, dama de los robots nazis? Riete tu de las zorras de Sucker Punch.

Os Heredeiros da Crus

Grupo emblemático de Rock&Roll Galego que aterrorizó a las viejas de “Luar” durante la década Bravú(los 90 en Galicia). Pero mientras los “Bravús” hablaban del mar, la aldea, el tractor, la vaca, el labrego… los Heredeiros cantaban sobre curas salidos, viejas cabronas, putas, alcaldes farloperos, gente haciéndose pajas, la necesidad de cambiarse el gayumbo cuando tienes zurraspas y mi favorito (y el suyo): Mujeres a las que no les dan mandanga y recurren al “Erotismo entre especies”. (Y para una muestra, la canción Pastor Alemán)

Cuenta la leyenda que Tonhito de Poi lleva bolsillos en los calzoncillos para llevar los condones

Que uno puede decir que grupos con letras brutas hay a miles. Pero estos carecían de glamour en su totalidad. Si las letras no son ningún poema, los shows eran una oda a la “decencia y el buen gusto”: Gente en pelotas tapándose con muñecas hinchables, streapteases en plan choni y lo mejor: Si el público no les gritaba “Fillos de puta!”, no tocaban bises.

Si tenemos en cuenta también su cachondeo con el feminismo y su puteo a los gays, la unica forma de explicar su triunfo en plan mainstream fue que le reventaron el ascómetro a toda Galicia. Ahora que han vuelto, yo no me los pierdo.

Kárate a muerte en Torremolinos

La peli más cutre que he visto en mi vida, y aún así la recomiendo mucho antes que otras. No sé muy bien que impulsó a los productores a hacer este aborto, aunque la opción “droga y aburrimiento” siempre está ahí como comodín para explicar casi cualquier cosa, desde el reinado de Amadeo I de Saboya, hasta las razones de comprarse una BlackBerry.

Piensa en las cosas que hacen que una peli NO pueda ser buena… pues las tiene todas! Monstruos marinos a los que se les ve la cremallera, zombies karatekas, surfistas católicos, aliens, porreros, la reencarnación del maestro Miyagi y un malvado doctor argentino que pide, atención, “Vírgenes resién foshadas”. Todo eso, por supuesto, en Torremolinos, uno de los lugares más casposos de España y destino favorito de los viajes del imserso de mi abuela.

karate

No engañana a nadie: Por la carátula parece una mierda... y efectivamente lo es.

La peli ni está bien grabada, ni hace gracia, ni es espectacular ni se entiende demasiado bien y aun por encima es española… de modo que parece hecha mal a propósito. Esto le da la vuelta a nuestro ascómetro y la convierten en imprescindible película de culto. Además, la negra que sale está muy buena.

Una cosa os aviso: La forma de verla es llenar tu casa de colegas y botellas de licor café. Uno de mis antiguos compañeros de piso no lo entendió y la vio solo y sobrio. Desde entonces me tiene amenazado de muerte y he de mirar debajo de mi cama antes de dormir por si tengo al “sicario Prudencio” presto a matarme.

No descarto hacer una secuela de este post, que me moló. Eso sí, conociendo mi ritmo de publicación, no me siento con la suficiente autoridad de decir Hasta Pronto. Lo dejaremos en un “taluego”, que es informal y multiusos 😉

Las fotos del día a día

7 enero 2012

No hace mucho, me regalaron un nuevo disco duro. Decidí utilizarlo para hacer una copia de seguridad de los datos de mi ordenador, pero antes, pensé en ordenar un poco el caos de archivos que tenía. La labor más provechosa, fue la de organizar las fotos.

Ordenador roto

Estaba tan desordenado que tomé medidas drásticas

Me reconozco como alguien que tiene una innata facilidad para caer en las redes de la nostalgia. Las fotos, vídeos o incluso documentos, de épocas que recuerdo como felices ejercen un magnetismo sobre mi equiparable a los mitológicos cantos de sirena. A diferencia de Ulises, yo no tomé la precaución de  amarrarme a un poste, así que me lancé de lleno al resacoso mar de carpetas etiquetadas locuazmente como “DSCN-109”, “Mamá_fotos” y guapadas por el estilo.

Mirando esas instantáneas(Dios, que ganas de colar esta palabra) me di cuenta de algo muy curioso: Las que me suscitaban un interés mayor, eran aquellas completamente irrelevantes. Fotografías en las que no se veían monumentos ni paisajes. Imagenes que no se correspondían a eventos, ni a viajes, ni a fiestas… simplemente yo… mis amigos… es decir, mi yo antiguo con mis amigos antiguos (a veces, incluso, antiguos amigos)

Tzara

T.Tzara: "Me saqué muchas fotos, pero nadie me reconocía porque eran dadaístas"

Y no siento en absoluto que eso sea una contradicción. Precisamente, esas fotografías de nada extraordinario son las que representan como eramos realmente en aquel momento, como vivíamos, quien estaba a nuestro alrededor. Son fotos de nuestro antiguo día a día, que es nuestra vida. Al verlas, no recuerdas “lo bien que te lo pasaste en aquella excursión a nosedonde“. No. Van mucho más allá: Te devuelven un amplio abanico temporal, una época de tu vida, un completo bloque de recuerdos.

Por ejemplo, observando la carpeta de fotos de nombre “Carnaval2006”, me encontré con una foto que no tenía nada de carnavalesco: En la foto salía yo, en la cocina, en pijama, sujetando una botella de detergente. Me vinieron tantas cosas a la cabeza que pude incluso recordar el momento de la foto: Mi padre aun no entendía bien la cámara digital y la estaba probando. Mi pijama… ¡Dios! Me lo ponía antes de cenar por las noches en casa de mis padres cuando volvía del entrenamiento. Y en la mesa, aquellos manteles tan malos que mi madre compró en Portugal y se tiró hablando mal de ellos todo el año…

Gato ninja

Me daba palo poner la foto por eso de que salgo en pijama. Pero esta también tiene su gracia

Me dio algo de rabia. Es como el niño que recibe por Reyes un sofisticadísimo juguete y decide que la caja en la que viene, es mucho más divertida. Tantas fotos que me dicen poco y sólo una que me dice tanto. Nos hacemos miles de fotos en la “fiesta de suputaviejez” pero rara vez en clase/trabajo con nuestros compañeros, en casa con nuestras familias… y son esas las que, el día de mañana, nos detendrán el ratón cuando hayamos pasado ya un sinfín de fotos clónicas nuestras frente a un monumento.

Mirando álbumes antiguos, siento que me falta lo cotidiano. No tengo ninguna foto en clase o en el recreo cuando iba en primaria y sólo un par de ellas de todo el instituto. Ninguna con mis amigos del barrio cuando, de niños, jugábamos al fútbol el la calle (crecimos y cambiamos el futbol por el Quake, pero del ciber tampoco tengo fotos). Sólo dos contadas de aquel magnífico grupo que era mi clase de Gaita Galega.

Torre pisa

Típica foto que, más que un recuerdo, sirve para demostrar que estuviste allí.

Poquísimas de mis primeros años como universitario en aquellas clases llenas de camaradería. Ninguna de mis interminables jornadas en los laboratorios de la facultad (Aunque aun estoy a tiempo, ojo). Me duele en especial no guardar ninguna de las madrugadas en las que mi colega Javi (sí, el de Ostia un Lobby) y yo preparábamos el guión de nuestro extinto programa de radio. Y esa era mi vida verdadera. Lo demás, pura anecdota.

Tal vez por eso, este amor que tengo por las redes sociales. Igual en el futuro, las fotos del estilo “Yo comiendo en la cafetería esta mañana” pasarán de ser spam a ser nuestras fotos favoritas.

PD: Ya se que me retraso, pero Feliz Año a todos.

Face off bipartidista

8 noviembre 2011

AVISO: Este es otro post de los 2 millones sobre el debate entre Rajoy y Rubalcaba que se habrán publicado hoy. Tu verás si te interesa.

Recuerdo con mucho cariño la pelicula “Face off” (Cara a cara) por ser una peli que, al verla de pequeño,  me pareció la rehostia para, 10 años después, preguntarme ante la pantalla qué llevo a Nicholas Cage a decidirse entre ser actor o ser charcutero. No es sólo un juego de palabras. Uno se pregunta qué llevó a Rajoy y a Rubalcaba a decidirse por la política y no estaría de más que ellos se lo planteasen con regularidad.

Caratula

En este caso, si Rajoy y Rubalcaba se cambiasen las caras... ¿Alguien lo notaría?

Yo imagino que alguien con vocación política, esto es, ideas y ganas para hacer mejor la vida de los demás, se tiene que enfrentar estas cosas con la ilusión de mostrar sus planes. La ilusión de poder dejar su huella en la historia como “El presidente que consiguió esto”. Imagino la alegría de hallarse en una posición desde la que exponer esas ideas en las que, se supone a estas alturas, confía, ha madurado, les ha dedicado su tiempo y su mimo. Sí, su mimo, pues así trabaja uno cuando le apasiona lo que hace.

No obstante, anoche vimos dos fulanos que llegan ahí de rebote… bueno, es que en realidad no llegan ahí, sino que llevan ahí la tira de tiempo. Se les ve hastiados y crispados. Es como ver a un viejo grupo de Rock&Roll al que tantos años de dormir en la furgo y tocar siempre los mismos temas les han hecho olvidar por qué eligieron esa vida y se aferran a ella en el inercial miedo del que no sabe si podría dedicarse a otra cosa despues de tantos años. En resumen, dos hombres que viven de la política y les toca estar ahí para poder seguir viviendo de ella. No eran las ideas lo interesante, era pillar al otro en un renuncio… sofismo puro, vamos, caballeros. Vamos con ese resumen.

De moderador metieron al tío que vio como Mourinho le robaba la lentilla a Vilanova

Presentación

Me la perdí, que nos soltaron tarde de clase. Aunque yo me lo imagino como:

– Hola, soy El Señor Rubalcaba, segundo de abordo de una administración que nos llevó a la ruina y ministro cuando los GAL.
– Hola, yo shoy Mariano Rajoy, aunque ya me conocerán porque esh la tercera vez que eshtoy aquí y era minishtro cuando losh “pequeñosh hilitosh”.

Ya molaba. Me hubiese levantado a aplaudir.

Boxeo

Una presentación con el micro que cae del techo en plan boxeo si que hubiese molado!

Parte1: Política económica. aka: “Y tu más

Fue Rubalcaba el que abrió el debate de una forma inusualmente elegante: Hizo autocrítica de la incapacidad del gobierno de detectar la crisis a tiempo y de no pinchar adecuadamente la burbuja inmobiliaria. Hizo un par de propuestas enfocadas a una cooperación Europea y a que el BCE abriese algo la mano.

Llegó el turno de Rajoy. Lo tuvo fácil, porque basta con comentar la situación actual para tener la mitad del camino recorrido: Las cifras de paro, de crecimiento, la planificación sobre la marcha… Y el toque neoliberal de “Para salir de la crisis, se lo gastaron todo”. Una clara referencia al fallido Plan E que, sobre el papel, en su día a mi me pareció una idea cojonuda.

La tónica general de este bloque fue la de Rubalcaba proponiendo y Rajoy tirando por tierra esas propuestas. Normalmente me quejaría de esto ultimo, pero es verdad que algo cruje en las propuestas del “socialista”. Porque habló de un impuesto a las grandes fortunas, cuando fue el propio PSOE el que se cargó el impuesto sobre el patrimonio.

Gilito

Parece mucho, pero es porque lo tiene todo en calderilla

Rodríguez Castelao, líder de la izquierda gallega durante la república y la guerra, en su ensayo Sempre en Galiza habla pestes sobre los impuestos indirectos, esto es, el IVA. Castelao reflexiona sobre qué tiene de justo un impuesto que no grava al que más tiene, sino al que más necesita ¿Por qué paga más una familia con 5 hijos que un rico soltero?

Siguiendo ese razonamiento ¿Qué pretendía PSOE subiendo el IVA? ¿Qué nos vienen a vender ahora con eso de que tiene que contribuir más quien más tiene? Pues un saludo a la grada, un gesto a la galería, pues ya son demasiados los que se han dado cuenta de que el PSOE no es de izquierdas y la fuga de votos a IU se prevee masiva.

Tzara

A Tristán Tzara le molo el debate porque fue dadaísta (vamos, un sinsentido)

Saco 2 conclusiones de este bloque:

Por un lado, el PP no propone mucho más que ahondar en los recortes (techos de gasto para las autonomías, etc) y dorarle la pildora a la patronal con algo que llaman “flexibilización” que, no nos engañemos, va a consistir en abaratar el despido y no subir el sueldo minimo.

Por otro lado, el PSOE presenta un programa que sería esperanzador si obviasemos que se contradice con todo lo que llevan hecho durante los ultimos 4 años y te deja con una sensación de que a Rubalcaba se le apareció Pablo Iglesias desde ultratumba a última hora y decidió cambiar de rumbo.

Como nota frívola, comentaré que Rajoy se refirió hasta en 3 ocasiones a su rival como “Rodríguez Rubalcaba”, supongo que echaba de menos a su némesis. Además, parece ser que la noche anterior aprendió la palabra “insidia” y le moló tanto que no paró de usarla.

Insidious

Ni terror psicologico ni hostias. Cine de terror político ya!

Parte2: Política Social. aka: Usted también miente.

Rajoy me dio una alegría: Se comprometió a no tocar la sanidad y la educación pública. No lo insinuó, no dijo la revisaría. De hecho fue una de las pocas cosas claras que dijo. Que luego ya hará lo que sea, pero oye, grabado queda y siempre te da argumentos a la hora de protestar.

Y doy por hecho que va a haber que protestar, porque como bien señaló Rubalcaba, no parece que esa sea la doctrina que se está siguiendo en la Comunidad de Madrid, donde la emperat… esto… la presidenta tiene a los profes en pie de guerra y unas facilidades para la sanidad privada que se pasan un poco, como por ejemplo, la de sacarse de encima a los enfermos más costosos (Crónicos, ancianos…)… bueno, ya sabemos lo que pasa en la privada cuando la muerte de un paciente es más rentable que curarlo. Hay cosas que no deberían nunca ser un negocio.

El resto fue mierda. Un cruce de acusaciones y retórica estupida con dos hombres adultos incapaces de no interrumpirse mientras el moderador se pasaba el “Snake” de su nokia antiguo… Se llamaban mentiroso mutuamente y se remitían a debates desde 1992 ofreciéndose a mandar la cinta/periódico/documentos al rival para acreditarse. Parecía que el que más hiciese trabajar a los de Seur, ganaba.

Rubalcaba parecía tener dividido el programa del PP en versículos buscando que Rajoy se contradijese, mientras que éste protagonizó la salida de tono de la noche interrumpiendo a su rival con un: “No se ponga usted nervioso que no le va tan mal esto del debate”. Una babosada a nivel de los barrios chabolistas con más solera del país ¡Bravo! ¿Qué conclusiones sacamos? Ni una.

patio

Un debate de tan alto nivel, merecería un escenario a su altura...

Parte 3: Miscelánea. aka: Johnny, la gente está muy loca, wtf?

Vale, esta parte fue directamente imposible de seguir ya que, como no había tema, los candidatos se ignoraron mutuamente y hablaron de lo que les salió del escaño. La lástima fue no haberlo grabado para invitar a mi casa a mis colegas para drogarnos y disfrutar del sentido lisérgico de grandes dialogos como:

– ¿Mantendrá el recurso contra el matrimonio homsexual?
– Lo que voy a hacer es mantener las diputaciones provinciales.

Oéeeeeeeeee, oé, oé, oé, oéeee!…

Aplauso

Y ahoralos “highlights” a modo de resumen:

Lo mejor:

– El compromiso de la derecha de no tocar la educación y la sanidad pública.
– No se usó lo de ETA como arma política, sólo se mencionó al final y ninguno se atribuyó el tanto.
– Un fugaz comentario de Rubalcaba de meter listas abiertas en la ley electoral.

Lo peor:

– Se pasó de hablar de cosas muy importantes: La dación en pago, el impuesto sobre las transacciones financieras, el ecologismo, el caso territorial de Euskadi y Catalunya, la corrupción, los imputados que van en listas, la reforma constitucional.
– Que se ignore sistemáticamente al 15M, movimiento ciudadano más importante de la historia democrática de este país que, además, cuenta con un 75% de la población según el INE, es un escándalo.
– Los medios y la actitud de la gente: Lo más debatido fue si Rajoy se limitaba a leer lo que llevaba escrito, si la actitud de rubalcaba no era de ganador… coño! Escuchad lo que dicen!!! que es lo importante!! Y esa manía de decidir un ganador… absurdo. Lo importante son las conclusiones, que esto no es un partido de fútbol.
– Rajoy mencionó Twitter y Google con una pobre pronunciación y sin venir muy al caso, y sus fans se apresuraron a alabar lo que controlaba su lider de nuevas tecnologías.
– El programa del PP dice lo que desean hacer, pero no lo que harán, así también soy yo candidato. El programa del PSOE apoya cosas por las que ya votaron en contra esta legislatura. Ambos harán muy buen papel reciclado.

El momentazo:

– Rajoy dice que él “inauguró” la luz eléctrica en Pontevedra cuando era presidente de la “Deputación”. También se cree que inauguró el router wifi y la yogurtera.

Edison

Edison, inventor de la bombilla anti-Pontevedra

Y EL GANADOR ES…..

¡Los demás partidos! Y es que, amigos, tras el esperpento vivido ayer, yo creo que hasta votaría a Rosa Díez antes que a estos 2. En serio ¿Para que sirve TVE? digo yo que, ya que hay una televisión pública bien, se podría currar un debate entre todas las fuerzas representadas en la cámara.

No olvidéis que hay más partidos, no olvidéis que las coaliciones siempre son más justas que una mayoría absoluta, no olvidéis que se puede votar nulo, no olvidéis que el unico voto útil es el que de verdad os representa. Amigos de izquierdas, votad a un partido verdaderamente de izquierdas. Amigos de derechas, votad a un partido sin delincuentes en las listas. Sabemos como estamos, y no va a cambiar si no los echamos.

Incluso siendo felices sólo con Pan y Circo, si algo he aprendido ayer es que el Circo es cada vez peor y el pan empieza a tener moho. #nolesvotes